El Gobierno abre la puerta a eliminar los tipos reducidos de IVA

Montero reconoce que si Europa sigue insistiendo y el comité de expertos así lo determina, el Gobierno estudiará cómo y en qué medida acabar con los tipos del 4% y el 10%

El gobierno abre la puerta a eliminar los tipos reducidos de IVA
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. E. P.
  • DANIEL VIAÑA 11/05/2021 10:29

«En estos momentos no lo tenemos decidido y nosotros como Gobierno somos más partidarios de los impuestos directos. Ahora, si Europa insiste en que hay un uso abusivo y el grupo de expertos lo señala, lo vamos a escuchar«. De esta manera, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dejado abierta la posibilidad de eliminar los tipos reducidos y superreducidos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). No sería de manera inmediata ni tal vez en su totalidad. Pero la también portavoz del Gobierno sí ha manifestado claramente que Bruselas ha señalado, en numerosas ocasiones, que España hace «un uso abusivo» de esos tipos del 4% y el 10%, a lo que ha añadido que «un interés en Europa» por corregir esta situación.

También el Banco de España se ha manifestado en términos similares en diversas ocasiones, y el capítulo de beneficios fiscales del Spendig Review de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que es el documento que va a guiar a los expertos, lo apunta sin dejar lugar a la duda. «Se propone la revisión paulatina y acompasada con la recuperación de la economía de los tipos reducidos del IVA para mejorar la eficiencia distributiva del impuesto, en relación con aquellos bienes gravados actualmente a tipos reducidos que consumen fundamentalmente las rentas altas«, señala en concreto el documento del organismo dirigido por Cristina Herrero.

En ese mismo texto, la Autoridad Fiscal estima que los tipos reducidos tienen un coste de 17.786 millones de euros en términos de recaudación. 5.323 millones corresponden al tipo superreducido, y los 12.463 millones adicionales, al reducido. «La evaluación destaca la ineficiencia distributiva al compararse los tipos reducidos con otras políticas de gasto más focalizadas en los colectivos o sectores específicos y que consiguen reducir mucho más la desigualdad que los tipos reducidos usando menos recursos públicos», sostiene la AIReF, a lo que añade que, efectivamente, «la existencia de una elevada proporción de gastos a tipos reducidos explica la menor recaudación de IVA de España respecto a nuestros socios europeos».

«ACERCARSE A EUROPA»

En la presentación de los componentes del Plan de Reconstrucción que corresponden a Hacienda, y que ha tenido lugar este lunes, Montero ha vuelto a incidir en el Gobierno quiere «acercarse a Europa» en materia de impuestos. De hecho, ha manifestado que si España solicita una ayuda por valor de 140.000 millones, también tiene que estar dispuesta a ofrecer algo a cambio. Y ahí es donde encaja la revisión que se hará no sólo del IVA, sino de todos los beneficios fiscales -como el primer afirmado y luego matizado fin del beneficio de la tributación conjunta- y, en definitiva, de la reforma fiscal que ambiciona el Gobierno. https://d5085280171371934282.ampproject.net/2104302228000/frame.html

Sobre este punto, Montero ha explicado que 2023 será el año en el que se inicie este ambicioso plan con el que empezar a reducir, de manera significativa, el diferencial que España tiene respecto a la zona euro «en términos de presión fiscal y de recaudación». «Es obvio que España está muy por debajo de la media de los países Europeos. Y eso limita el Estado de bienestar. Si analizan datos desde el rigor, España es el séptimos país con menos recaudación», ha incidido la ministra.

Montero también ha explicado que el Gobierno ha elegido ese 2023 para iniciar la reforma fiscal ya que, según sus estimaciones, ese será el año en el que España habrá recuperado los niveles de Producto Interior Bruto (PIB) previos a la crisis. Y que si la recuperación se atrasa, ha añadido, el plan también lo podría hacer. Pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que el Gobierno no vaya a aplicar subidas de impuestos antes de esa fecha. Entre otras muchas cosas, porque ya las introdujo en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 y su intención es hacer lo propio en unas hipotéticas cuentas de 2022 con medidas como el incremento de la figura que grava el diésel.

FUENTE: elmundo.es